Área Personal de Andrés Fernández.

Cerrar Sesión

POR qué y Para qué

De Hilary Jacobs Hendel

La escucha es la llave de Oro para este proceso

1º)Necesitamos empezar por escucharnos a nosotros mismos, con calma, con compasíon, sintiendo las emociones en nuestro cuerpo.


El silencio es de gran ayuda para escuchar donde estamos y darle espacio a la persona a quien queremos escuchar. La naturaleza es sabia, Tenemos dos orejas y una boca. Necesitamos escuchar el doble que hablar. La naturaleza nos permite conectar con nuestro ser esencial.

“Cuanto más abiertos estemos a nuestros propios sentimientos, mejor podremos leer los de los demás”  Daniel Coleman.

Ir arriba