Casas vacias Refugiados Guerra Ucrania

Presentación del Proyecto Piloto Casas sin Gente Colaborativas

Antecedentes: Casas vacías como oportunidad.

Maria Jose Anitua, S.L como empresa social especializada en asesoramiento jurídico dentro en el sector inmobiliario (fiscalidad y contratos desde hace más de 40 años), ve las casas vacías como una oportunidad, tras especializarse desde hace 10 años en el derecho colaborativo, gracias a un proyecto piloto con dos clientes sobre puesta en uso de locales vacíos.

Enlace HIRI SPACE:

http://www.gizain.net/pages/buenas_practicas_extendida.php?id_practica=3

En 2017 co-funda Fundacion Arteale para el impulso del Derecho Colaborativo a través de proyectos piloto. https://arteale.org/

La Fundación Arteale ha iniciado en julio de 2018 el Proyecto Piloto Casas sin Gente Colaborativas, reconocido como Good Practice por la Comisión Europea. https://ec.europa.eu/migrant-integration/integration-practice/empty-houses-homeless- project-casas-sin-gente-para-gente-sin-casa_en

IMPACTO

Desarrollado en Vitoria-Gasteiz e impulsado por la empresa social Maria Jose Anitua, S.L., tiene proyección internacional, debido a su carácter innovador y al abordar de manera holística, las viviendas vacías, problema de carácter sistémico importante a nivel de la Unión Europea, dónde hay más de 31.000.000 de casas vacías.

Hasta el momento se ha proporcionado vivienda digna segura e inclusiva a 32 personas refugiadas y migrantes, poniéndose en uso 8 viviendas vacías, gracias fundamentalmente a la colaboración de la ciudadanía.

Se ha constatado, gracias a investigaciones realizadas por especialistas en la materia, que la vivienda y la movilidad son los dos principales riesgos para el cambio climático (el 40% de residuos sólidos proceden de la nueva construcción).

Gracias a la puesta en uso de las viviendas vacías, se consigue además de dar acceso rápido y digno a una vivienda en el centro de la ciudad rentabilizar un bien desaprovechado, mantener el patrimonio y evitar la construcción de nuevas viviendas, evitando así la generación de residuos provenientes de la construcción y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. Se trata de un ejemplo paradigmático de economía circular, con un impacto positivo a nivel social, económico y ambiental. (Triple Bottom Line: People, Planet, Profit)

Durante 2021 se ha presentado el proyecto Casas sin Gente Colaborativas, dándolo a conocer a nivel del Parlamento Europeo, dónde se ha impulsado durante más de seis meses un proyecto piloto

En 2021 se ha participado en el Congreso Nacional sobre Vivienda Colaborativa y Territorio, de la Cátedra de la Unesco de Vivienda. Allí hemos tenido la oportunidad de presentar el proyecto Casas sin Gente Colaborativas, y nuestra visión en relación a los incentivos fiscales, claves en la puesta en uso de las viviendas vacías y cómo optimizar la fiscalidad.

El 30 de noviembre de 2021, a invitación de la Comisión Europea, en la “Conferencia de aprendizaje mutuo sobre la integración de los migrantes” hemos presentado el proyecto en el taller. «Encontrar soluciones sostenibles en materia de vivienda «

La Fundación Arteale continúa impulsando la Asociación Artealen Lagunak, que se constituye en 2020 como una red de personas voluntarias y realiza el seguimiento inclusivo de las personas beneficiarias de las viviendas cedidas del proyecto. https://arteale.org/artealen-lagunak/

Escuchamos las necesidades de las beneficiarias del proyecto y ofrecemos respuesta gracias al trabajo en red, en ámbitos como el formativo, deportivo, salud y bienestar y movilidad.

En el ámbito deportivo destacar la colaboración iniciada recientemente con la Fundación 5 + 11.

CRISIS UCRANIA.

A raíz de la guerra de Ucrania nos estamos volcando en la búsqueda de casas vacías, y el apoyo para una verdadera inclusión. Nos estamos adaptándo a las necesidades que requiere esta nueva situación de acogida en situación de emergencia y colaborando.

Creemos que las casas vacías son una oportunidad para ayudar a nivel de toda la Unión Europea a las personas refugiadas que huyen de la Guerra.

Al mismo tiempo destacar que por nuestra experiencia entregar la casa no es suficiente. Para una auténtica acogida hace falta mucha más ayuda.

Para que los propietarios que tienen las casas vacías abran sus puertas es necesario darles confianza y garantías.

Se está viendo que la ciudadanía en Euskadi es solidaria. Es el momento de sumar fuerzas.

El reuso de las casas vacías constituye una oportunidad a nivel de la Unión Europea como se puede ver en el siguiente gráfico elaborado por la OCDE.

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email
Ir arriba